jueves, 19 de agosto de 2010

Hambre en el Sahel

Saray, madre de diez hijos (Zinder, Níger) / Cruz Roja Internacional
- Tenemos muchas dificultades para alimentarnos
- Primero cogemos madera del monte y después la vendemos en la ciudad
- Entonces, recogemos cáscaras prensadas de mijo y nos las comemos para cenar.
- Parece que este año, nuevamente, habrá una mala temporada de lluvias.
- No hay semillas
- Hay gente que ha sembrado más de cinco veces y ¡mira!, sin resultado.
- El ganado también se está muriendo, porque no hay donde pueda pastar.
- Aquellos que tenían diez animales, ahora sólo tienen uno. Y los que tenían cinco, ya no tienen ninguno.
- Para comer sólo tenemos un cuenco de mijo
- No es fácil tener siempre algo que comer, constantemente estamos buscado.
- Un cuenco de mijo cuesta 650 CFA (0.8 $) y un kilo de arroz cuesta 500 CFA (0.6 $)
- Un cuenco de maíz cuesta 600 CFA (0.75 $)
- Un cuenco de caupí cuesta 1000 CFA (1.25 $)

Esta mujer, en un vídeo subido por la Cruz Roja Internacional el 29 de julio, relata su experiencia de la que es una de las peores crisis alimentarias de Níger, el país más pobre del mundo. Según se describe en la web del Programa de Alimentos de la ONU, en los campos de Diffa -una de las zonas más afectadas-, hay por todas partes cadáveres de animales, mayoritariamente vacas y ovejas. "El hedor en el ambiente es insoportable". En Diffa, los pastores estiman que han perdido más de la mitad de su ganado.


La crisis se produce en el desierto del Sahel (trama a rayas). Níger es el país más afectado / ReliefWeb

La crisis afecta a la región del desierto del Sahel, al sur del Sáhara, y amenaza con la hambruna a más de 10 millones de personas. Níger es el principal país afectado, con la mitad de su población (estimada en 13.4 millones de habitantes) pasando hambre. El segundo país es Chad, con una quinta parte de su población (de 10.1 millones) en situación de inseguridad alimentaria. Cientos de miles de mauritanos y malís corren igual riesgo. De la 190 millones de de dólares que Naciones Unidas pidió con urgencia, sólo el 57% había sido recaptado a finales de junio, según informaba UNICEF a IRIN.

"Cada año es peor que el anterior", dice -en IRIN- Yaga Bawa, un hombre de 70 años. "Ya van tres años seguidos. No recuerdo haber vivido antes nada peor que esto. Al principio teníamos algunas reservas, pero ahora no tenemos absolutamente nada". Ousseina Abdullahi, madre de tres hijos, explica que "a veces cojo agua o trabajo en el campo para otros. Con eso gano 1000 CFAs y me permite comprar mijo para dos días. Pero mañana tendré que buscar más trabajo. Si no encuentro, tendré que comer hojas, o las sobras de otros". Abdullahi no pudo recoger nada en la última cosecha.


Ousseina Abdullahi recoge agua para poder comprar comida / IRIN

En Níger, los precios de los alimentos han aumentado en un 25% desde septiembre de 2009. La sequía del año pasado y las tardías precipitaciones del 2010 son la causa principal. La erosión del suelo, el rápido crecimiento de la población y las altas temperaturas no alivian la situación, indica InspirAction en El Mundo. Según la organización, aunque lloviera inmediatamente, la cosecha no alcanzaría el 50%. Más de 300.000 niños con menos de cinco años están en riesgo de sufrir malnutrición.

Más información:
- Níger: ¿Por qué las personas están pasando hambre? (Programa Mundial de Alimentos - ONU)
- (inglés) Profile: Niger (World Food Programme - UN)

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

 

Cargando...