Las víctimas del cambio climático

5359416667_3d277d08dc_z

El calentamiento global podría ser desencadenante de nuevas migraciones y guerras

26/02/10 – 21:30

El petróleo es historia del pasado. “El agua será la crisis de este siglo”, dice Nils Petter Gledistsch, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Noruega. A causa del cambio climático, unos océanos cada vez más calientes producirán huracanes. Habrá inundaciones y sequías. Y con el aumento del nivel del mar, pueblos enteros serán forzados a migrar. Serán los nuevos refugiados, o migrantes, como prefiere llamarles Fabrice Renaud –responsable de Vulerabilidad Ambiental en la Universidad de Naciones Unidas de Bonn-.

Ban Ki-moon y Kofi Annan coinciden en calificar la guerra civil de Sudán como la primera de las guerras del agua. Un norte cada vez más seco que ha intentado hacerse con el control de los recursos acuíferos del sur del país. La voces críticas defienden que, en estos conflictos, el cambio climático sólo es un elemento secundario de un problema mucho mayor, entre los que se encuentran las desigualdades producidas por el sistema económico actual. En todo caso, algunos estudios señalan que en el 2050 la temperatura media del continente africano será superior a la máxima que se ha podido registrar hasta el día de hoy. Esto, inevitablemente, producirá situaciones de sequía en nuevas zonas. Según el autor principal del Cuarto Informe de Evaluación sobre cambio climático del IPCC, Neil Adger, aunque quizás el cambio climático no sea el factor principal, sí que añade incertidumbre a regiones ya de por sí inestables.

“Está claro que las comunidades tendrán que adaptarse, la pregunta es si podrán hacerlo con suficiente rapidez”, dice Renaud. Antes, la OTAN tenía entre sus prioridades el cambio climático como amenaza a la seguridad internacional. Desde el 11 de septiembre, ha sido postergado. Y aunque parezca que haya una concienciación creciente, lo cierto es que la Cumbre de Copenhague resultó ser un fracaso y los planes económicos de los gobiernos son de más construcción, más aeropuertos, etc. Es decir, ajenos a la sostenibilidad, señala Adger. El autor del informe de IPCC dice que para rebajar los riesgos del calentamiento global, se deberían reducir las emisiones de CO2 un 9% cada año, durante 30 años. Si no, predice para final de siglo un aumento de 4ºC en la temperatura media mundial. En algunas zonas, incluso de 10ºC. De todas formas, estos datos siempre arrastran incertidumbre, “ya que hablan del futuro, y el futuro se puede cambiar”, dice Adger. “Pero la incertidumbre no es una barrera para la acción”.

Emisiones de gases efecto invernadero por país, en el año 2000

Sé el primero en comentar

Your email address will not be published.