comunicación y tecnología

Buscar trabajo en España (mi experiencia)

Durante los últimos cuatro años he trabajado en Londres como responsable de contenidos de un comparador de banda ancha y telefonía. Pero mi empresa fue vendida a otra compañía y me despidieron (igual que al resto del equipo). Así que decidí volver a España como cualquier otro emigrante retornado.

Desde entonces -octubre 2016- he estado buscando trabajo. Soy periodista, pero me he ido especializando en el SEO y la gestión de contenidos online. Sin ser mi prioridad, tampoco descartaba desempeñar tareas de comunicación corporativa o redes sociales. En general, creo tener un currículum interesante. Experiencia en el extranjero, idiomas y capacidad demostrada en distintas ramas del marketing online y de contenidos.

Pero no ha sido tan fácil como yo pensaba: he rechazado empleos de responsabilidad por tener salarios miserables, he trabajado durante un mes para una empresa algo oscura, he maldecido el abuso descarado de la figura del becario, he sido rechazado no pocas veces, he tenido mis momentos de duda y también he recibido buenas ofertas que finalmente he aceptado.

Prefiero mil veces trabajar a buscar trabajo. Estar desempleado conlleva unas dosis de estrés y preocupación difíciles de soportar. No es estar de vacaciones. Pero el secreto es precisamente saber soportar esa presión. No perder la sonrisa, ni la paciencia, no perder la confianza en uno mismo ni el orden. Y si tienes prisa, que no se note.

Algunos consejos basados en mi experiencia

  • No cojas lo primero que te ofrezcan. Yo lo hice y me equivoqué. Era un trabajo teóricamente de media jornada y desde casa. Perfecto para seguir buscando un empleo que realmente me interesara y al mismo tiempo tener unos ingresos. Redactando libros de matemáticas (en Tekman Books). La contratación fue demasiado fácil, lo cual ya me hizo sospechar. Yo avisé de que seguiría buscando otro empleo y no hubo inconveniente. Luego descubrí tristemente que para cumplir con las entregas necesitaba trabajar a jornada completa (¡pero el contrato era de media jornada!). Así que no tenía tiempo ni para buscar trabajo. Me quejé y me dijeron que era lo que había (una prueba de flexibilidad y de que apreciaban mi labor -ejem-). Decidí dejarlo y me tramitaron la baja en menos de una hora. Curioso. Perdí un mes, aunque me pagaron y me vino bien para las navidades.
  • Sé fiel a tus expectativas. Recibí varias llamadas de empresas y agencias para trabajos relacionados con comunicación. Pero muchas veces los salarios eran muy bajos (mileuristas, prácticamente). Otras veces eran trabajos que no me terminaban de convencer. O de tipo temporal. Dije “no”. Cuando después el tiempo pasaba, pensé alguna vez que quizás me había equivocado. Pero en realidad hice bien. Hay que ser fiel a lo que uno busca si realmente crees que lo puedes conseguir.
  • Díselo a todo el mundo. Nunca me avergoncé de decirle a cualquiera que estaba buscando trabajo. Hazlo saber por todos los medios posibles (ponlo en tu Twitter, en tu Linkedin -obviamente-, en tu Facebook, etc.). En todas partes. Contacta con amigos, conocidos e incluso con gente que no conoces pero que te podría ayudar de alguna manera. Mientras más gente lo sepa, más posibilidades tendrás. No estás pidiendo limosna, solo corriendo la voz por si salta la liebre.
  • Apunta alto sin miedo. He contactado a iniciativa mía con pequeñas, medianas y grandes empresas. Personas con cargos más altos y con cargos más bajos. En general, cuanto más grande la empresa y más alto era el cargo, más respuestas positivas recibía. Cuanto más pequeña la empresa y más bajo el cargo, más me ignoraban. Conclusión: apunta alto. He recibido respuestas de responsables de empresas muy-muy grandes.
  • Dirígete a los sitios que te gustan. Hay ciertas empresas que me gustan mucho. Soy fan incondicional. Contacté a algunas de ellas y ¡bingo! Estuve a punto (a casi nada) de trabajar en una de ellas y en otra vieron mi CV con muy buenos ojos -según me dijeron-. Al final no fue posible, pero porque yo encontré otro trabajo que me interesó más. Pero si te gusta una empresa y tienes la capacidad, ¿quién mejor que tú para trabajar ahí?
  • No solo te seleccionan a ti, tú también eliges. En España parece que quien nos ofrece un trabajo nos hace un favor. No es así. Tú vas a entregar una parte importante de tu vida a esa empresa. Por lo que tú también debes estar seguro de que te gusta el sitio. Hubo entrevistas donde el salario no se mencionó en ningún momento y luego me llevé la amarga sorpresa de que era muy bajo (y porque yo lo pregunté, si no me entero al firmar el contrato). Luego hay sitios que, aunque por fuera parecen muy modernos, por dentro no lo son tanto y se nota en el ambiente (y viceversa). No sólo tú seduces, a ti también deben seducirte.
  • Mientras más exigente sea el proceso de selección, mejor. Para el trabajo que finalmente acepté, tuve que pasar una entrevista telefónica (en inglés y francés, a tope), luego dos entrevistas distintas donde pusieron a prueba mis conocimientos de SEO, después tuve que hacer un test psicotécnico de 180 preguntas y finalmente mantuve una entrevista con el presidente de la empresa (que es una multinacional). Para mí fue el proceso más duro, pero fue donde finalmente me contrataron. ¿Por qué? Yo creo que fue porque realmente quisieron conocerme y lo que encontraron les gustó. En otros sitios apenas me hicieron preguntas y no sé muy bien cómo me valoraron. Quizás por un papel llamado currículum y alguna idea preconcebida.
  • Sospecha de preguntas extrañas. En una entrevista me hicieron gran cantidad de preguntas sobre conflictividad laboral. Era una startup y ya estaban muy preocupados con eso. Qué miedo.
  • El inglés es muy importante. Por haber vivido varios años en Inglaterra puedo decir que mi inglés es bastante correcto. Eso me ha permitido recibir muchas ofertas de empresas extranjeras ubicadas en Barcelona. Todo en inglés. Al volver a España, los idiomas me han abierto literalmente muchas puertas que antes estaban cerradas. Más que un máster, por ejemplo.
  • Sé honesto. No intentes parecer algo que no eres. A la larga te beneficia que te rechacen si tu personalidad no encaja en un sitio. O puede pasarte algo peor: que te rechacen por haber intentado parecer algo que no eres cuando sí te habrían contratado por ser quien eres. Intenta ser simplemente lo mejor de ti, pero no alguien distinto.
  • Sé original. Hay mucha gente que puede tener un currículum muy parecido a ti o incluso mejor. Por lo que es importante intentar destacar un poco entre la multitud. Sobre todo en las primeras fases del proceso, para después tener la oportunidad de que te conozcan de verdad. Yo por ejemplo hice este CV visual y un vídeo CV. Aunque no siempre me lo han tenido en cuenta, sé que me consiguió alguna entrevista. Todo suma.
  • Hacer entrevistas y ser rechazado ayuda. Recuerdo que en la primera entrevista me sentía algo inseguro y me salía un hilo de voz que hasta a mí me sorprendió. Cuantas más entrevistas hagas, más seguridad ganas. No pasa nada si te rechazan. Es simplemente un entrenamiento para cuando lleguen las entrevistas importantes. Leí o escuché: recibiréis muchos noes, pero solo necesitas un sí. Cuanto más noes, más cerca del sí estarás.
  • Prepárate las entrevistas. Suena a obviedad, pero hazlo. Tuve una entrevista para una compañía de software. Estuve investigando bastante el producto. En la entrevista, mencioné la marca de otro programa parecido que había utilizado antes. Resultó que era su principal competidor y ningún otro candidato lo había dicho. Me ofrecieron el trabajo de manera casi inmediata, sólo por eso. Y fue porque estudié a conciencia la empresa.
  • Hay que eliminar la figura del becario. Francamente, como periodista, un gran número de ofertas que me llegan son de becario. ¿Becarios? ¿Quién quiere ser becario en empresas minúsculas para escribir textos publicitarios de a saber qué? Unas prácticas son para aprender, APRENDER, no precarizar el empleo. El tema de las prácticas huele a fraude y debería regularse de manera estricta con urgencia. Si las empresas quieren trabajadores, que paguen a trabajadores.
  • Las oficinas públicas de empleo no sirven para nada. Me inscribí como demandante de empleo en el SOC (Servei d’Ocupació de Catalunya). Me preguntaron -en castellano- cuál era mi nivel de catalán y yo les dije que he nacido en Cataluña y vivido casi toda mi vida aquí. Me pusieron nivel alto de inglés y nivel medio de catalán (¡¿buat de fak?!). Luego me preguntaron que qué tipo de empleo buscaba y les dije que de SEO principalmente, o relacionado con comunicación online. Como si no hubiera entendido lo que le acababa de decir, me respondieron que eso del SEO no es un trabajo. Se nota que actualizan mucho su base de datos de empleos, porque el trabajo que he encontrado es precisamente de SEO. Francamente, si fuera por ellos, como mucho habría encontrado empleo de mozo de almacén.
  • Siempre alerta. Si te dedicas a la comunicación, deberías ser capaz de configurar alertas para que te lleguen avisos cada vez que se publique en internet -en cualquier página- una oferta relacionada con tu perfil. Es como yo encontré mi trabajo. Y muy importante: debes responder con la mayor rapidez posible. Si un empleo cuenta con más de 50 solicitudes, es muy difícil que te llamen, por muy bueno que sea tu CV. Nunca lo verán.
  • No pierdas la esperanza. Hay meses buenos y malos. Recuerdo que en diciembre no hubo mucha actividad en cuanto a ofertas. En cambio, el 7 de enero, justo después de las vacaciones, me contactaron multitud de empresas. Al final, tuve el privilegio de poder decidir entre dos buenas ofertas de empleo. Además, estaba también en las últimas fases de otros procesos de selección que pintaban bien. Pero solo un mes antes lo veía todo un poco gris. Lo importante es seguir, seguir y no perder la sonrisa.
Etiquetas: , , ,

3 comentarios

  • Ene 27,2017
    asun herrera marin

    Comparto totalmente tu experiencia en la búsqueda de un trabajo.
    Actitud positiva siempre, ganas y energía.
    La búsqueda de un trabajo( es un trabajon ) desgasta y genera ansiedad, no es fácil en los tiempos que corren. Las exigencias a nivel de formación cada vez son mayores . Estar formado para un buen puesto de trabajo enriquece y muy importante para la autoestima

    Reply Responder
  • May 08,2017
    Lucy

    Podrías decirnos con que programa hiciste tu curriculum??? Quiero hacerlo igual al tuyooooo

    Ayudamee please

    Reply Responder
    • May 08,2017
      Sergio Uceda

      Hola Lucy.

      El CV está hecho con Illustrator. Puede ser un poquito difícil de utilizar si no estás familiarizada. Pero quizás encuentres alternativas más sencillas pensadas solo para CVs.

      ¡Un saludo!

      Reply Responder

Comentar

Top